Nani Tovar

 

Hola, soy Nani Tovar.

Mi vocación es la salud y el bienestar, en todas las áreas del ser humano.

Este compromiso se despertó de muy joven, cuando empecé a percatarme, que personas a las que quería, estaban sufriendo. Esto me causó mucha frustración por no poder ayudar. Entonces empezó mi compromiso vital de búsqueda de la verdad.

 

Después de hacer todo lo establecido por la sociedad, y sentirme vacía con ello, empecé mi propio camino. Estoy Licenciada en Farmacia. Después, Master en Desarrollo Personal y Liderazgo por la UB, Tapping, Reiki, Terapeuta Emocional por el Método Savam®, Profesora en Respiración, inspirado en Vivation, y Creadora del Método Just Breathe.

Mi afán de aprendizaje junto con mi espíritu de aventura, me llevó a viajar por todo el mundo (Asia, Australia, Europa, África, EEUU, Centro y Sur América). Lo que me ayudó a experimentar todos esos conocimientos e integrar el sentido de la vida… Que es un ciclo sin fin de aprendizaje. Y cómo, si te focalizas en eso, no existen cosas ni buenas ni malas, todo son oportunidades para aprender.

Experimentas que las conexiones humanas son el espejo perfecto para darnos cuenta de que no somos nuestros pensamientos, ni nuestras emociones. Sentir que tu hogar está en tu corazón y que hay que tenerlo siempre abierto a lo nuevo, no sólo cuando viajas, también en el lugar de siempre, y con las mismas personas de siempre. Y cómo el amor propio y hacia los demás, es el camino para sentir e interioridad todo esto.

 

Me apasiona acompañar a las personas en su proceso personal, invitándolas a que vivan su propio camino desde su profunda libertad, para salir así del sufrimiento.

Por este motivo, actualmente, además de sesiones individuales, imparto talleres y sesiones grupales de respiración, formación en el Método Just Breathe, y colaboro con diferentes empresas y proyectos, con el objetivo de ayudar a gestionar el estrés, los miedos, y fomentar la creatividad en el entorno laboral, a través de la respiración.

 

 

Agradecimientos

Agradezco de todo corazón a la vida por todas las situaciones en las que me ha puesto, y el regalo de aprendizaje que me ha aportado.

A mis padres, por ser mis grandes maestros, por su amor  y su paciencia.

A todas y cada una de las personas que han pasado por mi vida, porque todos somos maestros y aprendices a la vez, y porque gracias a ellos, hoy soy quien soy.

Y a todos los que me permiten acompañarles en su proceso, porque no puedo dejar de sentir admiración por su valentía frente a la vida.